Press "Enter" to skip to content

Ideal

“La actitud pedagógico curativa recién se genera, 
allí donde comienza a crecer en el corazón una nueva humildad, 
que reconoce al hermano en todo aquello que tiene rostro humano.“
(Karl Kónig)

Cuando a Rudolf Steiner (1861-1925) tres jóvenes Pedagogos Curativos le preguntan acerca de “Cuál es el destino de los niños y jóvenes con un desarrollo anormal”, el filósofo austríaco, como respuesta dicta en el año 1924, doce conferencias que conforman el Curso de Pedagogía Curativa, (Curso de Educación especial) en el que sienta las bases conceptuales y metodológicas del trabajo interdisciplinario para niños  y jóvenes, con trastornos en su desarrollo  desde la perspectiva antroposófica.

Así comienza a desplegarse el movimiento de Pedagogía Curativa, del cual hoy, forma parte esta Formación que propicia  un espacio que permite obtener herramientas,  formular preguntas, abrir posibilidades, acercarse al conocimiento para  todos los profesionales interesados en ello, a fin de ampliar y enriquecer el trabajo en el campo de la salud y la educación.

Nuestro propósito es ofrecer una formación en Pedagogía Curativa actual, para profesionales de la educación y de la salud, que enriquezca los fundamentos pedagógicos convencionales y los de la pedagogía Waldorf con aportes del área de la salud y de la psicología facilitando la integración de niños, jóvenes y adultos con capacidades diferentes, tanto en la vida cotidiana como en las instituciones.
En el proceso de formación se busca desarrollar: la empatía, la  capacidad de escucha, la percepción,  la acción en el momento adecuado, la capacidad de diálogo y auto-reflexión.

El seminario ofrece la posibilidad de adquirir conocimientos teóricos, vivencias en diferentes disciplinas artísticas y prácticas institucionales con niños, adolescentes y adultos.
Las acciones del pedagogo curativo pueden ser muy variadas, intensas e interiores, pero fundamentalmente lo distingue el cómo realiza sus acciones, cómo mira al ser especial, cómo dialoga con  padres, terapeutas o instituciones.

Lo esencial del trabajo del Pedagogo Curativo se encuentra en el intento de lograr un profundo encuentro humano; ¿Quién eres? ¿Qué necesitas? son las preguntas que abren la puerta para iniciar y llevar adelante el acompañamiento y la guía  de personas con necesidad de cuidados anímicos especiales.

El profundo encuentro humano facilita el despliegue de  individualidad, favoreciendo el crecimiento integral y la inserción social en la vida cotidiana, en los ámbitos familiares, escolares, laboral y otros que formen parte de su vida.

Para que este encuentro sea posible es necesario de  un camino de autoeducación, del trabajo interdisciplinario y de la articulación con las redes comunitarias que sean necesarias.
Dicho trabajo podrá realizarse en diferentes ámbitos, teniendo en su conciencia a toda la comunidad:

  • Estimulación Temprana.
  • Integración Escolar.
  • Escuelas Especiales.
  • Centros de día.
  • Comunidades de vida.
  • Ámbitos de Recreación.
  • Acompañamiento en el hogar.
  • Talleres/Formación Laboral.
  • Asesoramiento educativo.
  • Terapia Social.